Octubre a diciembre de 2016 (1era parte)

Vamos a intentar resumir nuestra aventura desde que llegamos a Familia Feliz hasta las vacaciones de verano.

Cuando llegamos al internado de noche tuvimos nuestra “bienvenida” supimos en menos de 3 minutos que este era el lugar donde Dios nos había mandado. Los niños estaban en lo que llamamos la “hora de estudio” que en ese entonces era de 18:30 a 20:00hs, estaban todos en el comedor y nos presentaron. Al segundo de haber terminado de presentarnos los niños vinieron (algunos corriendo) para saludarnos. Fue un momento muy lindo ya que muchos nos abrazaban, otros nos tocaban el pelo, otros nos miraban con esa mirada profunda que hasta te puede intimidar. La mayoria al saludarnos nos preguntaban cuanto tiempo nos ibamos a quedar viviendo allí. Ese fue el momento cuando supimos que ibamos a vivir cosas extraordinarias en ese lugar pero que los primeros en ser cambiados seriamos nosotros.

Llegamos al internado el 20 de octubre del 2016 ya que anteriormente pasamos 10 dias en Santa Cruz haciendo los trámites de la residencia. Quedaba un mes mas o menos de clases cuando llegamos. Ese tiempo fue para acomodarnos, acostumbrarnos a la rutina de actividades que tenian implementada y ver en que podiamos ayudar. Fue un tiempo lindo, tranquilo donde aprendimos a conocer a los chicos. Una vez Audrey estaba sentada con un grupito de chicas adelante del comedor que llamamos “casa grande” queriendo que ella les diera consejos. ¿Consejos de qué? Creo que no importaba, solo querían consejos de la vida en general. En esos momentos uno se da cuenta de que uno es pequeño frente a las grandes problemáticas de los chicos. Obviamente que por razones privadas no vamos a contar las situaciones particulares de cada niño, nuestro objetivo no es ese, pero nos pueden creer de que muchos han pasado por su vida por cosas que ningun niño en este planeta debería pasar.

“muchos han pasado por su vida por cosas que ningun niño en este planeta debería pasar.”

Desde el primer momento Emma adoptó como su juguete favorito la hamaca del árbol y nos llevó a la reflexión de que muchas veces los padres pretendemos “lo mejor” para nuestros hijos en cuestión de juegos, juguetes o entretenimientos, cuando en realidad los niños pueden ser felices con cosas mucho mas símples y con que pasemos tiempo con ellos.

El primer sábado en la escuela sabática tuvimos una clase super grande porque no estaban divididos por edades y fueron los más pequeños a la misma clase que habíamos preparado para Emma, así que cantaron y participaron felices de los cantos y las actividades. Tuvimos que hacer a mano las Biblias para la clase y algunas otras cosas para ilustrar las historias para los niños. 

20161022_160154

El medio de transporte que más utilizamos (ya que se rompió la camioneta unos días antes de que llegáramos) es el camión y Emma no quiere ir en la cabina nunca, le encanta viajar en la caja.

Bueno, para no cansarlos con mucha información de una sola vez, dejamos por aquí, pero trataremos de actualizar pronto la segunda parte 🙂

Que Dios los bendiga!

Pablo, Audrey y Emma

 

 

 

 

Anuncios

One Reply to “Octubre a diciembre de 2016 (1era parte)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s