¡Primer año como misioneros voluntarios! ( Mega post ) 

En el pasado post habíamos quedado por febrero de 2017 y decidimos actualizar lo más posible, para “quedar al dia” a partir del primer año como misioneros voluntarios.

Así estaba conformada la casa de “los vegetales” en marzo, aún nos acompañaba Jonathan y algunos chicos que hoy ya no están en Familia Feliz.

Gracias a Dios y los donantes, finalmente en marzo tuvimos las mesas, bancos y muebles necesarios para que los niños puedan estar mejor.

En ese momento, aún nos acompañaban Eliezer y Ximena con sus hijitas (ellos son nuestros amigos de Santa Cruz, el es médico y ella abogada, ellos fueron los primeros en ayudarnos con los trámites y papeleos que tuvimos que hacer ni bien llegamos a Bolivia y Dios nos dio la oportunidad de volver a compartir tiempo juntos trabajando en la Brigada médica de Febrero) y como era el día del padre y el cumpleaños de Eliezer, festejamos juntos.

Ese día hacia bastante calor y fuimos con los chicos a comprar “picolé” como llaman aquí a los juguitos congelados.

Gracias a Dios, ese mes también pudimos conseguir la renovación de la licencia de funcionamiento para el 2017.

El 16 de abril cumplimos 7 años de casados y lo festejamos felices de estar sirviendo a Dios y los voluntarios hasta nos regalaron panes y una tortita con forma de corazón. 

Era semana santa y al no tener dinero para viajar (teníamos 4 días libres por receso de clases) habíamos decidido que estaríamos en Familia Feliz y algún día iríamos de paseo a Rurre, pero dos o tres días antes del receso Dios nos regaló (por medio de una voluntaria) dinero para poder compartir unos días en familia y decidimos hacerlo viajando a La Paz. Disfrutamos mucho el tiempo en familia, incluso pudimos llevar a Emma a conocer el zoológico.
En mayo con la ayuda de Dios, logramos finalizar y poner en funcionamiento la cámara frigorífica que nos ayuda a mantener en buen estado por más tiempo la fruta y la verdura.

Los chicos encontraron una “viborita”. 

 

Vinieron voluntarios de la Universidad de Southern y nos ayudaron a pintar, hacer caminos y varias refacciones necesarias.

Emma super contenta de que la pintaran también à ella con los chicos de Familia Feliz. 

Por esos días fue que hicimos la primer ecografía para confirmar el embarazo y sí, Audrey estaba embarazada. 

En junio comenzó el receso de clases de los chicos y aprovechamos a ir de paseo a un lugar que se llama “la toma” y disfrutamos mucho de los paisajes de la caminata. 

Otro de los regalos espectaculares que nos dio Dios es que nos permitió ir a Argentina de “regalo del día del padre” (en la foto estamos con amigos en la frontera ya del lado argentino). 

Además el primer fin de semana de julio, Dios nos regaló la posibilidad de ir a Uruguay por un fin de semana y así Audrey y Emma pudieron conocer a la parte que faltaba de la familia (yo hacía casi diez años que no iba a Uruguay a ver a la familia).

Este año le tocó festejo doble de cumpleaños a Emma ya que los abuelos y tíos querían compartir con ella y lo festejamos en julio y en agosto. 

Otro de los regalos fue que Audrey pudo reencontrarse con su mejor amiga y compartieron juntas algunas horas antes de que viajáramos y como si fuera poco, cuando llegamos a Santiago de Chile (que tuvimos una escala allí por una noche) pudimos ver mi hermano del medio y a unos tíos que hacía 17 años que no veía.

También celebramos el cumpleaños de Audrey a fin de julio. 

Está foto es de un sábado a la salida de la iglesia, estábamos con Eric como voluntario que nos acompañó por unos meses. 

Ha pasado un año… Parece mentira que pasó tanto tiempo, ya que pasó rapidísimo. ¿Que podemos decirles? Un año es mucho pero en el campo misionero pasa muy rápido.

De todo corazón, creemos que los más beneficiados en todo hemos sido nosotros ya que desde el momento en que decidimos servir a Dios de todo corazón como familia, no ha dejado de protegernos y bendecirnos a cada instante. 

Hay momentos en los que no ha sido fácil debido a las luchas, pruebas u obstáculos que el enemigo ha puesto en el camino, pero cada vez que hemos entregado la situación a Dios, nos ha demostrado que está a nuestro lado para ayudarnos y fortalecernos a cada paso. 

Y para finalizar este post, queremos animarte a que si sientes que Dios te llama a cambiar algo en tu vida ya sea de manera personal o a ser misionero en otro lugar (cerca o lejos de tu casa) no dudes ni por un instante de que el mismo que te llama es quien te capacitará, te protegerá y de bendecirá abundantemente. 

Dios viene muy pronto a buscarnos y queremos que donde sea que nos toque trabajar, nos encuentre preparados y compartiendo con otros las buenas noticias de salvación. 

Que Dios los bendiga y seguimos en contacto en el próximo post.

Con cariño : Audrey, Emma, Mickaël y Pablo

Anuncios

One Reply to “¡Primer año como misioneros voluntarios! ( Mega post ) ”

  1. Felicidades!. Ser misionero es lo mejor que te puede pasar en la vida. Y como dices, a pesar de las dificultades somos los misioneros los que salimos mas beneficiados. La gloria y honra sea a nuestro Dios que nos da las facultades para servirlo. Bendiciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s